Buscar en este blog

jueves, diciembre 14, 2017

MADRID BLUES

Madrid merece un blues por cada atardecer,
una mirada al horizonte plagado de obstáculos
que se convierten en aliados 
para hacernos observar el infinito 
más cercano. 
Menos inabarcable,
más posible. 
Reventando de luz las pupilas,
llenándolas de colores.
 Creando el espejismo de que 
ese espectáculo que presencias
pertenece a otras latitudes,
a otros lugares. 
Pero sabiendo bien que estás en este. 

Sólo aquí he visto una y otra vez 
estos cielos tan poderosos 
y soy buscadora de naranjas y rojos, 
de paletas al límite
de precipicios por los que se hunde el sol. 

Aquí no hay mar,
por eso sorprende tanto el espectáculo. 
Un romanticismo sagrado
que uno no asocia a esta ciudad
que a veces da tanto como quita.
Pero da, da, da...

En pocos sitios 
he visto caer la tarde
con la majestuosidad, 
la belleza, la rabia,
el fuego y la voluptuosidad
con que la he visto caer aquí 
tantas y tantas veces.

Sí, Madrid merece un blues 
por cada atardecer que nos regala
desde las azoteas
los balcones, 
las ventanas o las explanadas. 

Madrid merece un blues al atardecer
que acompañe tanta exuberancia.


miércoles, diciembre 06, 2017

CANCELADA LA PRESENTACIÓN DE "PÉTALOS". INFORMAREMOS DE NUEVA FECHA


Un contratiempo inesperado nos obliga 
a cancelar la presentación que teníamos prevista
para este próximo lunes 11 en la librería Panta Rhei de Madrid. 

Estamos deseando que lo conozcáis pero, 
lamentablemente, habrá que esperar un poco más.

Os informaré puntualmente 
en cuanto tengamos nueva fecha. 

Muchas gracias por vuestro interés y apoyo.

lunes, diciembre 04, 2017

DEL COLOR DE LOS SUEÑOS. LA COLECCIÓN

Aquí la tienda online

Anillo media luna bañado en oro con esmeralda

Brazalete código morse, bañado en oro con esmeralda
 

 


La Colección masQprecolombina
que ya podéis encontrar en la
es la primera colección completa 
que creo en latón bañado en oro de 18 kt
con gemas en bruto y otras también pulidas.

En ella hay muchas piezas únicas. 

Todas nacen inspiradas en aquellas 
primeras esmeraldas que descubrí 
de niña una madrugada 
en la que mi padre me despertó 
recién aterrizado de Colombia
poniendo sobre la almohada
una bolsita de terciopelo roja 
que contenía varias piedrecitas 
 maravillosas y muy pequeñas
del color de mis sueños: 

Verdes...

Recuerdo que aquella noche, 
tras la excitación,
volví a dormirme
sintiendo que bajo mi almohada
descansaba un tesoro. 
Igual igual a los de los cuentos:
en una bolsita
de terciopelo rojo...

Nueva Colección masQmay
hecha (como siempre) con el corazón