Buscar en este blog

sábado, junio 07, 2014

TRES AGUAS, UNA METÁFORA

Torre del agua
La luz, tamizada por ventanas de alabastro
Un hueco horadado en el suelo cubierto de raíces fundidas en acero
Del suelo, lentamente, va aflorando el agua entre las ramas
reflejando las ventanas... 
Momento zen
Convento de Santa Clara
Celosías
Que sumergen en otro espacio
en el que,
como una suave letanía,
vuelve a estar 
el rumor del agua
Que vuelve a brotar de nuevo en un espacio abierto:
 la plaza del Ayuntamiento

La escultora Cristina Iglesias
para narrar una misma historia.
Con un mismo lecho de río
fundido en acero,
crea un pavimento 
natural y fluído
a través del cual
recupera la contemplación
y el silencio,
despertando la atención
hasta el recogimiento.

Tres aguas que son una metáfora 
del río sobre el que la ciudad se alza
pero también tres aguas, tres puntos
de cadencia que ejemplifican 
ese encuentro de culturas
que conforman su savia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario