Buscar en este blog

miércoles, agosto 17, 2011

POSTAL ES

Color y disposición
Presenciando la ausencia
Antes y ahora
El anciano que tiende la ropa
La ropa misma soñando
Dibujando, un modo más de mirar
Desde la propia atalaya

Por las ventanas abiertas de las casitas coloreadas de Cudillero, asoman caras de ancianos solitarios mirando la animación del puerto. Mis ojos se detienen en una mujer asomada a su propio balcón interno. Su cuerpo está en la ventana, pero su mente, viaja muy lejos... 
Unas casas más allá una señora bien cardada observa el trajín de turistas mientras un hombre, en una ventana de más abajo, tiende afanoso la colada...

Lo grande, en lo más pequeño. 

3 comentarios:

  1. Cualquier rincón... cuando tú lo narras secuestra nuestro irremediable impulso por visitarlo, y dejarnos atrapar inmortalizados en cualquiera de esas-tus preciosas-fotos

    ResponderEliminar
  2. Maravilloso pueblo, con no menos maravillosa descripción de sus moradores y bellas fotos.
    De nuevo may, te felicito!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Cuánto me gusta como haces poesía con las imágenes.Eres una genia.
    Mil besos.
    XXXXXXXXXXXXX

    ResponderEliminar