Buscar en este blog

miércoles, febrero 22, 2012

LA TRANSPARENCIA


No sólo del fondo,
también de la gasa que cubre el brazo
Mucho más misteriosa la de Leonardo

Hierática la de su alumno aventajado. 

Mientras la Gioconda sigue en el Louvre, en el Prado espera la de arriba para viajar pronto a París a pasar unos días con su hermana.

Sorprende tanto el parecido, como comprobar que aquello que en su día surgiera como un cuadro más del taller del profesor con sus alumnos, se contemple ahora bajo la lupa más fina. Y que sus aumentos no se utilicen sólo para diagnosticar los pigmentos y castigos que ha ido dejando el paso del tiempo sobre el lienzo. La restauración hasta deja entrever nuevos aspectos de la biografía del pintor oculto y misterioso, fabulando con el tipo de relación que mantendría ese alumno con el propio Leonardo...

Periodismo de patio que funciona como el mejor reclamo trasladado a los salones de la primera pinacoteca de España, el Museo del Prado... 

Mientras yo me retiraba pensando en esto, escuché a alguien decir delante del cuadro:
 "Verás los franceses cuando la vean...se morirán de envidia"
¿...No es acaso con tan pequeñas cosas con las que acaba escribiéndose la Historia...?

3 comentarios:

  1. Fantástico el artículo que salió en El País hace ya unos días sobre el asunto...

    http://cultura.elpais.com/cultura/2012/02/01/actualidad/1328094691_560118.html

    ¡Yo iré a verla mañana por la mañana, si me cuadra!

    Un beso

    José Luis

    ResponderEliminar